MetSul alerta por histórica ola polar en Brasil, que afectaría a Uruguay la semana próxima

El instituto de meteorología advierte por posible presencia de nieve en varios departamentos de nuestro país y en provincia de Buenos Aires.

MetSul Meteorología pronostica «una ola de frío que puede ser una de las más intensas de este siglo en Brasil», que también afectaría a varios departamentos de Uruguay y provincias de Argentina, e incluso destaca que existen proyecciones, basadas en el modelo GFS (norteamericano), por las que se prevé nieve en zonas de los tres países.

P U B L I C I D A D

El fenómeno se explica porque «una intensa masa de aire llega al sur de Brasil la próxima semana con una temperatura excepcionalmente baja, una alta probabilidad de nieve y la posibilidad de días inusualmente helados durante un período más largo de lo habitual».

El instituto brasileño sostiene que «una masa de aire frío de alta intensidad de origen polar invadirá Brasil la próxima semana y tiene el potencial de ser una de las más intensas de este siglo para llegar al territorio nacional (brasileño) en un escenario climático propicio para eventos de frío extremo».

MetSul plantea que podría constituir «una ola polar de fuerza excepcional con una magnitud pocas veces vista en la historia reciente».

P U B L I C I D A D

«No hay duda de que será una ola de frío intenso, pero aún cuatro días antes de su llegada, hay puntos abiertos como su intensidad definitiva, el alcance del aire helado en territorio brasileño, y la posibilidad de nieve, su extensión y eventual acumulación y cantidad. Estos escenarios deberían ser más claros este fin de semana y el lunes a medida que se acerca el evento», agrega el instituto.

El aire polar debería ingresar a Brasil entre el martes y el miércoles, lo que provocará una enorme caída de temperatura que será extremadamente baja en la segunda mitad de la próxima semana. «Los modelos han indicado que la temperatura al nivel de presión de 850 hPa, equivalente a 1.500 metros de altitud, que es un parámetro utilizado en meteorología para identificar qué tan caliente o fría es una masa de aire, estaría entre -5ºC y -6ºC en el Sur de Brasil. Para tener una idea de lo que esto representa, solo las olas de frío intenso alcanzan valores tan bajos que rara vez se observan. Las intensas olas de frío de julio de 2000 y julio de 2007, por ejemplo, tuvieron valores en estos niveles», agrega el instituto.

Secuencia de días extremadamente fríos

El instituto plantea en un informe que «la masa de aire polar proyectada por los modelos es de tal intensidad que serán muchos días consecutivos con una temperatura media diaria excepcionalmente baja (calculada por las mínimas y máximas)», y agrega que «el período de miércoles a sábado de la próxima semana debería ser el más frío con máximos muy bajos por la tarde».

«El modelo canadiense es uno que, por ejemplo, está indicando un mínimo de -10 ° C a -12 ° C para fines de la próxima semana en los puntos más altos del sur de Brasil (…) En las zonas de mayor altitud de Rio Grande do Sul y Sul do Brasil, los valores de sensación térmica (utilizando la fórmula más moderna del Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos) pueden alcanzar marcas en este evento polar tan bajo como -10ºC a – 20ºC. En lo alto del Morro da Igreja, en Santa Catarina, a 1.800 metros de altitud, la sensación térmica puede oscilar entre -20ºC y -25ºC. Estos son valores peligrosos que incluso pueden causar congelación de la piel y tejido inferior de partes expuestas del cuerpo como los dedos», advierte el instituto.

En ese sentido, insta «a las autoridades locales a reforzar urgentemente las medidas de asistencia a la población socialmente vulnerable, especialmente ante el crecimiento de la población sin hogar que vive en la calle, ya que el frío será intenso para provocar hipotermia y muerte en las personas sin hogar».
«Como se trata de un evento que se llevará a cabo en 7 u 8 días, las proyecciones de heladas hoy son preliminares y el escenario no es definitivo», aclara MetSul, pero luego alerta que una de las preocupaciones de los meteorólogos en este evento, «considerando la perspectiva de viento y frío por debajo de cero en muchos lugares, es el alto riesgo de una de las llamadas heladas negras. No es la forma tradicional de helada la que blanquea los paisajes y congela los coches y los techos. Es un fenómeno en el que las verduras mueren por congelación».

P U B L I C I D A D

Nieve

«La probabilidad de nevar en las áreas de mayor altitud del sur de Brasil según los datos de hoy es extremadamente alta. Sin embargo, a cinco días del inicio del evento frío, las proyecciones de nieve están sujetas a grandes cambios y lo que se describe este viernes está lejos de ser definitivo», informa el instituto.

Luego que plantea que este viernes 23 de julio «el escenario que se presenta, a partir de la modelación numérica y análisis de eventos pasados con características similares, señala la probabilidad de precipitación invernal (copos de nieve, lluvia helada) demasiado alta en los puntos más altos del sur Brasil (altitud superior a 800 metros), probabilidad media a alta en lugares de altitud media (400 metros a 700 metros) y pequeña a mediana en puntos de menor altitud (nivel del mar 400 metros) en varias regiones de Rio Grande do Sul y el sur de Brasil».

«Cualquier consideración de predecir una posible acumulación por el momento no estaría bien fundada ante un escenario aún muy abierto y sujeto a grandes cambios en los próximos días», plantea.

Tras presentar los diferentes modelos con los que trabaja, sostiene que «lo que llama la atención es la indicación de algunos de estos modelos sobre la posibilidad de que nieve durante tres o cuatro días seguidos en el sur de Brasil». En ese sentido, «sería otro evento raro porque recientemente, en la ola de frío de junio, tuvimos el primer evento de nieve durante tres días seguidos en el sur del país desde la gran ola de frío de julio de 2000».

«Un nuevo episodio de tres días al día, uno mes después del último, que fue el primero en dos décadas, sería excepcional desde el punto de vista climatológico», sostiene.

«También llama mucho la atención en varias proyecciones, destacando el modelo GFS (estadounidense), el indicador de nieve para muchos puntos de la provincia de Buenos Aires, con el fenómeno ocurriendo en muchas ciudades del Centro-Sur de la provincia así como en diferentes departamentos de Uruguay», concluye.

P U B L I C I D A D

Fuente: Montevideo Portal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: