Uruguay cayó en el debut de la Copa América

Uruguay jugó otro flojísimo partido, no generando nada en ataque

P U B L I C I D A D

El partido comenzó con los celestes tratando de mantener la pelota, combinando a sus volantes para la rotación ante un rival que trataba de presionar la salida y tuvo su primer remate con un balón recuperado que atrapó Muslera.

La primera de peligro fue para los de Scaloni, cuando Messi recibió volcado a la derecha, encaró hacia el medio y sacó un gran remate que tapó nuestro golero dando rebote, el cual no pudo aprovechar Lautaro Martínez.

Los albicelestes eran más profundos y cuando apretaban el acelerador tenían sus chances como un cabezazo de Otamendi que nuevamente cayó en las manos del meta.

Uruguay a esa altura estaba replegado, tratando de cerrar espacios y no sufrir por la banda izquierda, donde Giovanni González trabajaba a destajo. La pelota era de ellos y también el manejo de los tiempos del juego.

Y a los 12′ llegó la apertura argentina. Tras un córner que jugaron corto y terminó en un centro de Messi pasado desde la iaquierda para la cabeza de Guido Rodríguez que le ganó en el salto a Bentancur y puso el 1-0.

Un golpe que marcaba el predominio rival, con Suárez y Cavani sin ser habilitados, con escasa participación de Valverde y solo alguna corrida de De La Cruz como argumento.

Una combinación de Giovanni González con Cavani terminó con el «Matador» cayendo en el área y Sampaio desestimando el pedido de penal y en la contra, Messi, que jugaba muy libre, encabezó la contra y habilitó a Molina Lucero cuyo remate obligó una vez más de Muslera.

Salvo alguna corrida o intento de Nicolás De La Cruz, los nuestros generaban poco y nada arriba, con el «Pistolero» muy impreciso, sumado a la carencia de generación de Valverde y Bentancur.

Sobre los 42′ llegó el primer intento uruguayo con un remate del volante de la Juventus que se fue muy desviado, una clara demostración de lo poco que mostró en la faceta ofensiva el combinado.

Nada cambió hasta el final del primer tiempo, donde la obligación era del equipo de Tabárez, que no jugó bien y sin argumentos como para llegar al empate.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: