Le avisaron de la muerte de su padre 17 horas después, hospital de Salto admitió el «error»

El hombre tenía 80 años y pasó 10 días en el CTI por COVID-19. Cuando su hijo reclamó lo ocurrido, las autoridades del hospital pidieron disculpas y le dijeron que era su derecho «hacer la denuncia».

P U B L I C I D A D

Pasaron 17 horas para que Mario Figueora Pérez pudiera saber que su padre había fallecido de coronavirus. Tenía 80 años y pasó 10 días en el CTI del Hospital de Salto. Su hijo iba a diario a recibir el parte médico ya que no podía ingresar al lugar porque los protocolos se lo impiden.null

Pero al décimo día, haciendo la fila que cada día forman en la puerta quienes deben recibir informes sobre la evolución del estado de saludde sus familiares, Mario recibió la peor noticia. Más duro aún fue saber que la misma le había llegado casi un día después.



Habló con las autoridades hospitalarias para reclamarles por lo vivido y, según él, le admitieron que “fue un error”, le solicitaron “las disculpas del caso” y le manifestaron que “si quería hacer una denuncia, estaba en todo su derecho”.

Mario vive en el barrio Andresito, una zona periférica de la ciudad de Salto. Tiene dos hijas pequeñas, una de las cuales casi no conoció a su abuelo. Su mamá sufrió un ACV, por lo cual no puede recibir emociones fuertes. Aún no le han contado de lo ocurrido.

P U B L I C I D A D

Mario relató que iba dos días al hospital, a las 14 y a las 19 horas. Allí hacía la fila, y esperaba su turno para recibir, por apellido, el estado de su padre. “En mi caso me decían que la estaba peleando, pero uno nunca sabe cómo está porque no puede verlo. Entonces te quedás con la sensación de que tenés abandonado a tu familiar porque querés darle algo, verlo, saludarlo, y no te conformas con estar detrás de la puerta, sin saber cómo lo están atendiendo. Y sabiendo además que él nos necesita más que nunca”, expresó Mario.

Fuente: El País

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: