Radi: «Un escenario posible es que nos vaya peor por un tiempo»

El coordinador del GACH cree que «tiene que haber un momento en el que hay que decir: ‘ahora bajo la térmica’».

Rafael Radi realizó un profundo análisis de la situación sanitaria en Uruguay. El coordinador del GACH habló sobre el frustrado blindaje de abril y la necesidad de tomar más medidas restrictivas. «Tiene que haber un momento en la marcha de esta epidemia en el que hay que decir ‘ahora bajo la térmica’», comentó en Búsqueda. Además, analizó los posibles futuros del escenario nacional.

«Nos quedamos cortos»

La necesidad de «blindar abril» fue uno de los mensajes más repetidos por el sistema político. Sin embargo, su creador fue un científico. Sobre aquella frase, Radi manifestó: «Obviamente que como toda consigna luego hay que llenarla de contenido. Y hay que tener una praxis de acuerdo a la consigna. Creo que ahí nos quedamos cortos tanto a nivel individual como a nivel de las políticas públicas.

Esto con una mirada exclusivamente covidcéntrica. No estoy considerando otros asuntos, que entran en el terreno de la política. Pero mirado exclusivamente desde la epidemia, nos quedamos cortos. Tanto a nivel de comportamiento ciudadano e individual como el nivel de restricción que hubiese sido adecuado para lograr el blindaje».

P U B L I C I D A D

Sobre las medidas que podrían haberse tomado, explicó:  «Cuando nosotros planteamos el documento del 7 de febrero se abrió un abanico de medidas posibles y había algunas que todavía no se habían instrumentado. Obviamente todas las medidas son disruptivas: tienen impactos laborales, económicos, sociales, mentales».

Seguidamente, agregó: «Siempre nosotros desde el GACH nos manejamos con que las medidas restrictivas eran la última herramienta. Porque la disrupción es grande y porque los sectores vulnerables son los que lo pasan peor, la gente más pobre, la gente que no tiene trabajo con seguridad social, la gente que vive en lugares más chicos y peores ventilados.

Pero quizás hubiese sido el momento de hacer un parate general de la actividad socioeconómica del país por tres semanas. Tengo el convencimiento de que era el momento adecuado para hacerlo. Y, de hecho, en el documento que le entregué al presidente de la República el 8 de abril de 2020 se manejaba que podía haber un momento de la evolución de la epidemia donde hubiera que activar una especie de off en la llave, apagar la general».

«La dejamos picando en el área chica»

Radi considera que «tiene que haber un momento en la marcha de esta epidemia en el que hay que decir ‘ahora bajo la térmica’. Para mí, para nosotros, fue cuando lo planteamos. Nosotros dejamos la pelota picando en el área chica. Lo que pasa es que, bueno, después hay que hacer el gol».

Consultado sobre si lo perdió el gobierno, respondió: «Lo perdió el gobierno en la parte que le corresponde al gobierno. Y lo perdió la sociedad en la parte que le corresponde a la sociedad».

A continuación, Radi amplió: «Creo que la oportunidad, esa pelota picando en el área chica, hubo un sector que la cumplió y otro que no. Y creo que faltó una capa adicional de medidas por unas tres semanas. Vos me decís: ¿eso era seguro que iba a funcionar? No, totalmente seguro no. Porque hay un 60% de los contagios que se dan puertas hacia adentro. Vos me decís: ¿tenías buenas chances de bajar los casos? Y la respuesta es sí. Y era un esfuerzo limitado en el tiempo.

Ahora es mucho más difícil, por distintas razones, lograr un control con la velocidad que se podía haber logrado. Hoy tenemos la posibilidad de seguir aumentando mucho el número de casos porque hay una población muy grande susceptible todavía y con efecto de la vacunación que está siendo lento, muy inercial. Hoy no solamente tenemos que pensar si nos podría haber ido mejor, sino no cometer errores para que nos vaya peor todavía. Algo que puede pasar. Es un escenario posible: que nos vaya peor por un tiempo.

Ya tenemos experiencia internacional con vacunados a virus inactivados que han tenido crecimientos de infectados muy grandes. Inclusive podría superar este crecimiento que tenemos ahora nosotros. Cualquier perturbación adicional, ya sea por aumento de interacciones o por el ingreso de variantes más contagiosas, puede llevar a escenarios más complejos y más duros que los que tenemos hoy».

«Si se quiere hacer esto hay que apagar»

Más adelante, el coordinador del GACH dijo que «nosotros mantenemos las recomendaciones del 7 de febrero. Son recomendaciones que apuntan a disminuir el nivel de circulación, generan una disrupción importante, son disruptivas. En lo personal considero que la disminución de movilidad nocturna no es un factor muy importante. Pero en definitiva no es tocando una cosita u otra cosita u otra cosita. Si se quiere hacer esto hay que apagar. Chau. Porque hoy es tan grande la circulación que si cerrás una cosa y no la otra, lo que bloqueás por acá se te traslada por allá. Si bien nosotros en un momento planteamos que las medidas podían ser escalonadas, hoy lo que hay no es suficiente. No fue suficiente».

«No sabemos si se va a lograr la inmunidad de rebaño»

En el tramo final, Radi respondió cuándo cree que logrará Uruguay la ansiada inmunidad de rebaño. Dijo: «No lo sabemos, no sabemos si se va a lograr la inmunidad de rebaño. Hay muchas dudas inclusive a nivel internacional si con este escenario de circulación mundial, con cambios de cepas que puedan escapar parcialmente a la respuesta inmune, esto se va a lograr.

También hay que pensar que estamos vacunando a una buena parte de la población, incluyéndome a mí mismo, con una vacuna con una efectividad en el entorno de un 55% y 60%. Si vos vacunás al 70% de la gente con una vacuna que tiene el 60% de efectividad, estás logrando inmunidad en el orden del 42%, porque hacés 6×7 igual a 42».

Por todo esto, Radi entiende que «va a ser difícil conseguir inmunidad de rebaño con la plataforma de vacunas que tenemos nosotros y pensando en escenarios de posibles nuevas variantes. No me resulta obvio que Uruguay pueda conseguir la inmunidad de rebaño en un mediano de meses. Creo sí que se logra controlar bastante la circulación viral, que van a disminuir mucho los casos graves y los fallecidos y que va a quedar remanente de epidemia, brotes cada tanto, recurrente. Y que con un sistema de rastreo y testeo se va a poder controlar».

Como mensaje final, el científico manifestó: «Que estamos lejos de que la epidemia se termine, que cada uno de nosotros tiene muchas chances de infectarse y pasarla mal. Y que tendremos que seguir resignando calidad de vida en pos de, ojalá, una primavera mejor. También que el proceso de vacunación es una herramienta absolutamente fundamental, pero que es complementaria y tiene que actuar en forma sinérgica con los cuidados de cada uno. Hay que llegar a un compromiso».

Fuente: República

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: