Maximiliano Peláez es el nuevo director de la Unidad 2

Sustituyó al Crio. Mayor Jorge Solé en el día de hoy.

P U B L I C I D A D

Asumió como nuevo director de la Unidad Nº 2 (San José) el Supervisor Penitenciario Maximiliano Peláez en relevo del Crio. Mayor Jorge Solé. La Op. Penitenciaria Grado II Victoria Lago fue nombrada subdirectora técnica del establecimiento.

P U B L I C I D A D

En un informe de Santo y seña se presentaron varias presuntas irregularidades acerca de traslados a la Unidad 2 Anexo Libertad, chacra anexa al Penal de Libertad. Luego de esos traslados hubo seis fugas que no se comunicaron públicamente. Cuatro de los fugados fueron recapturados, uno está prófugo y otro -líder de una banda narco y responsable de varios homicidios en el barrio 19 de Abril- está muerto.

Emanuel Maximiliano Estévez Machado lideraba una de las bandas narco del barrio 19 de Abril. Entre su fuga y su muerte, en febrero a raíz de un disparo de un sicario, fue parte de varios homicidios, desalojos y amenazas. En uno de los ataques de los que formó parte fue herida de bala una niña de 12 años. Eso motivó la reunión entre Gustavo Leal, antecesor de González, y Erode Ruiz, exjefe de Policía de Montevideo. González se enteró de esta reunión y puso en conocimiento a Jorge Larrañaga, que resolvió respaldarlo y cesar a Ruiz.

Para hacer un traslado en cárceles, el trámite debe pasar por la Junta de Traslados. Para poder estar en una cárcel de mínima seguridad, como son las chacras, se deben cumplir -por ley- determinadas condiciones: jurídicas (haber cumplido la mitad de la pena), técnicas (evaluación situacional de la persona) y operativas (riesgo de fuga, sanciones, conflictos, etcétera). Hasta el comienzo de esta gestión, las Juntas de Traslados dependían de la STN. Esto cambió y desde marzo depende del director del INR. La norma también establece la integración obligatoria de las juntas: debe estar la STN y la Subdirección Operativa Nacional.

La falta de evaluaciones y presuntas “irregularidades” en estos traslados determinaron la renuncia de Más. También el acoso que terminó denunciando en el programa. Señaló a dos jerarquías: Luis Mendoza, director del INR, y Santiago González, director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, además de asesor penitenciario.

Según Más, se le coartaba la información. Atenta a los traslados a la Chacra de Libertad, “pidió las carpetas y fundamentos acerca de por qué habían elegido a esos presos”.

Según pudo constatar, “al menos diez presos no debían estar ahí por el riesgo de sus evaluaciones”. Seis se fugaron. También “se percató” de que había personas que “recién entraban”, y no cumplían con el requisito de la mitad de la pena cumplida. “Fuimos a ver las carpetas. 35 carpetas que determinaron elementos importantes donde había antecedentes de fuga, OASYS [estudio técnico que determina el riesgo de reincidencia] estaban vencidos, y muchos presentaban riesgo alto de fuga”, señaló Más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: