Senado analiza dos proyectos sobre tenencia compartida de hijos

Ambos textos son cuestionados por el Frente Amplio y diversas instituciones y organizaciones sociales.

La Comisión de Legislación y Constitución de la Cámara de Senadores tiene a estudio dos proyectos de ley que buscan modificar la legislación sobre la tenencia de los hijos ante la separación de los padres.

Una de las iniciativas se titula “Corresponsabilidad en la crianza” y fue elaborada por los senadores nacionalistas Sergio Abreu, Carmen Asiaín y Graciela Bianchi.

El otro texto, sobre “Tenencia compartida responsable”, lleva la firma de los senadores Guido Manini Ríos, Guillermo Domenech y Raúl Lozano, de Cabildo Abierto.

P U B L I C I D A D

Ambos proyectos establecen cambios en el artículo 34 del Código de la Niñez y la Adolescencia.

Ese artículo indica que «cuando los padres estén separados, se determinará de común acuerdo cómo se ejercerá la tenencia (artículo 177 del Código Civil)».

Agrega que, «de no existir acuerdo de los padres, la tenencia la resolverá el Juez de Familia, dictando las medidas necesarias para su cumplimiento».

El proyecto de los legisladores del Partido Nacional expresa que “la responsabilidad en la crianza corresponde a ambos padres” y que la separación de estos “no influye en la titularidad, ni en el ejercicio de la patria potestad atribuida a cada uno de ellos”.

Añade que “cuando los padres estén separados o no vivan de consuno, se determinará de común acuerdo cómo se ejercerá la guarda material o tenencia o custodia, manteniendo ambos en todo momento la corresponsabilidad en la crianza”.

El texto de los cabildantes sostiene que “cuando los padres estén separados, la tenencia será siempre compartida, tratando en la medida de lo posible que el niño/a pase la misma cantidad de tiempo con ambos padres”, y que, “de deducir oposiciones o mediar alguna situación de duda, la tenencia la resolverá el Juez de Familia, dictando las medidas necesarias para su cumplimiento”.

La senadora frenteamplista Silvia Nane sostuvo que ambos proyectos «son potencialmente peligrosos para los derechos de los niñas, niños y adolescentes».

Dijo que hay informes de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH) y del Comité de los Derechos del Niño/a Uruguay, entre otras organizaciones, que plantean esa misma advertencia.

Como ejemplo, afirmó que «en uno de los proyectos hay un artículo que dice que no se suspenden las visitas ni aún en caso de una denuncia de violencia contra uno de los progenitores».

Según destacó Nane, esto «deja al niño, niña o adolescente en una situación de total vulnerabilidad hasta que se dicte una sentencia judicial».

Fuente: Radio Montecarlo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: