El Ministerio del Interior investiga la aparición de pancartas de la JUP

En el día de ayer aparecieron frente a centros estudiantiles y de la salud algunas pancartas firmadas por la Juventud Uruguaya de a Pie (JUP), movimiento derechista con participación en actividades represivas en los años previos al golpe de Estado.

P U B L I C I D A D

La JUP, gestada en Salto y nacida en octubre de 1970, fue la reacción juvenil de derecha a la intensa y masiva movilización de los estudiantes de izquierda, narra el historiador Gabriel Bucheli en su libro O se está con la Patria o se está contra ella (Fin de Siglo).

En su libro, Bucheli utilizó la prensa de época, analizó la propia organización e incurrió a testimonios, incluyendo el de Hugo Manini Ríos, su fundador y principal dirigente.

P U B L I C I D A D

«Desde sus inicios la JUP defendió algunas de las tradiciones del pensamiento conservador uruguayo (nacionalismo, anticomunismo, ruralismo) y luego, progresivamente, se volcó hacia un proyecto de ‘Revolución Nacional’ que apelaba a construir un ‘Nuevo Orden’ de inspiración falangista. Con un discurso antiliberal, católico y corporativista, adhirió a partir de 1972 al golpismo militar. En un plano moral, se posicionó en contra de las prácticas culturales ‘modernas’, que se ponían al servicio del ‘comunismo’, contaminando a los jóvenes a través del ‘vicio, el erotismo enfermizo y desprejuiciado, la burla de las normas morales'», cuenta el resumen de la obra.

Ayer, una pancarta frente al liceo Dámaso decía: «La JUP está de vuelta. No al referéndum de la LUC. Fuera comunistas». También se colgó otra frente al Instituto de Oncología con frases similares.

P U B L I C I D A D

El hecho generó un comunicado de Fenapes y otro de la Federación de Funcionarios de Salud Pública.

«Con profunda preocupación vemos que un grupo de cobardes, en el anonimato de la noche, colocaron frente al salón sindical del INCA (Instituto Nacional del Cáncer de ASSE) y del SAME una pancarta firmada por la JUP con un mensaje anacrónico, cargado de ignorancia y de odio», dice el de Salud Pública.

«Viniendo de un movimiento protagonista de múltiples episodios de violencia política en las épocas más oscuras del país, violencia fascista y cómplice de las prácticas del terrorismo de Estado, nos preocupa enormemente», agrega.



Solicitaron «la pronta respuesta del Estado para investigar estos hechos» y su «total repudio a los mismos».

«Manifestaciones de este tenor se abonan con el discurso de odio y de resentimiento anti obrero, amparados en la protección que le brinda un Estado democrático pero que se esconde temerosamente de la Justicia para no dejar entrever su profundo sentir autoritario. Nuestro apoyo y solidaridad con la Comisión Interna del INCA, SAME y con los compañeros y compañeras del centro», culmina el comunicado.

Mientras tanto, la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria informaron sobre la aparición de «carteles y propaganda de la Juventud Uruguaya de Pie, frente del liceo número 3 de Montevideo, entre otros lugares».

Agregan que la JUP «operó con violencia fundamentalmente en los ámbitos educativos». «Fue fundado en 1970 y nucleaba a jóvenes de diversas tendencias políticas, promoviendo el anticomunismo con apego a corrientes más reaccionarias de los partidos tradicionales», señalan.

P U B L I C I D A D



«Si bien la JUP se disuelve en 1974, hoy tienen un renacer las fuerzas más reaccionarias (que siempre estuvieron) y arremeten una vez más contra los trabajadores organizados luego de expedirnos contra la LUC. Varios exdirigentes de esta organización fascista tienen hoy sus representantes en el gobierno como el exdiputado y actual subdirector del Plan Juntos, Daniel García Pintos, integrándose en las pasadas elecciones a Cabildo Abierto. Su apología y su uso de la violencia contra militantes sindicales y políticos fue notoria», dice Fenapes.

«No sabemos si la JUP está de vuelta o es una bravuconada de grupos fascistas, lo que si sabemos es que una vez más estaremos defendiendo las libertades como fundamento de los principios de esta Federación. Con respecto al cartel en el liceo Dámaso, exigimos que las autoridades de la Educación y el Ministerio del Interior inicien de inmediato la investigación administrativa para que se establezcan las responsabilidades pertinentes», concluye.

P U B L I C I D A D

  Fuentes jerárquicas del Ministerio del Interior confirmaron a Montevideo Portal que el caso se está investigando y quedó a cargo de la Dirección de Investigaciones de la Policía Nacional.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: