Niño de 3 años y 2 mujeres resultaron lesionados por ataque de dogo argentino

Una de las víctimas es la propietaria del animal, cuyo ataque cesó luego de la intervención de varias personas

el animal escapó de una casa cuando su dueña abrió un portón. En ese momento, una mujer de 38 años, vecina del lugar, se disponía a entrar a su domicilio con su hijo de 3 años en brazo, cuando fue atacada por el can.

P U B L I C I D A D


A raíz de la agresión, el pequeño sufrió heridas en cuero cabelludo, cara, miembros inferiores y manos, mientras que su madre resultó con mordidas en el cuello, piernas y brazos.


La propietaria del can intentó contenerlo pero también fue atacada, sufriendo lesiones en las extremidades inferiores. Finalmente, trabajadores de un lavadero cercano lograron contener al perro, informaron a Mora Contenidos.

P U B L I C I D A D


El niño fue intervenido en la mutualista local AMSJ y dado de alta después. Su madre también recibió el alta, y la dueña del animal quedó internada.
Según fuentes consultadas por este portal un hombre, quien junto con la citada mujer es dueño del perro, se presentó en dependencias policiales como responsable del animal.

P U B L I C I D A D

Un comentario en «Niño de 3 años y 2 mujeres resultaron lesionados por ataque de dogo argentino»

  • el 5 julio, 2021 a las 12:14 pm
    Enlace permanente

    Van a tener que asumir las autoridades que realmente es necesaria una ley de tenencia responsable y que se aplique. No se pueden tener ciertas razas de perros, es un hecho. Son buenos, son buenos, hasta que dejan de serlo y traumatizan de por vida a la gente. Yo vivo en un edificio y hay gente que tiene perros grandes, además de que son un peligro, cuando ellos bajan o suben por el ascensor todos tenemos que esperar porque es imposible acercarse. Los pasean por la calle sin bozal, etc. Pero también implica un sufrimiento para el perro estar en un apartamento pequeño encerrado sin ejercicio, todo por el «placer» de un dueño que dice amarlo, pero no se dan cuenta que sufren y cuando logran correr atropellan a todo el mundo. En los apartamentos los perros tienen que ser de cierta talla pequeña. Y en las casas si abren el portón, el perro tendría que estar atado. En la Ciudad de la Costa, es imposible caminar, siempre salen los perros de todos lados. Los dueños, unos asesinos en potencia.

    Respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: