Peñarol venció a Torque 1 a 0 en polémico encuentro

Los celestes reclamaron dos goles mal anulados

P U B L I C I D A D

Peñarol le ganó a City Torque 1-0 en el Franzini por la séptima fecha del Torneo Apertura y llegó a 13 puntos, por lo que pasó por uno a su rival de turno, igualó la línea de Nacional y se puso a tres del líder Plaza Colonia. Fue el primer triunfo fuera del Campeón del Siglo del único invicto que tiene el certamen, aunque hoy mereció perder esa condición y la mantuvo gracias a un arbitraje que lo favoreció.

El encuentro arrancó con polémica. A los 8’ anotó Matías Cóccaro en un entrevero en el área aurinegra pero la conquista fue invalidada por el asistente Sebastián Silvera por un offside que no fue. Franco Pizzichillo llegó al fondo y metió un buscapié, el balón pegó en Gary Kagelmacher y Gustavo del Prete lo devolvió al medio para que Cóccaro, en la línea de la pelota, la empujara. Kagelmacher la sacó de adentro y, por las dudas, Marcelo Allende la mandó al fondo de la red. Sin embargo, se sancionó una inexistente posición adelantada.

Un par de minutos después volvieron a llegar los celestes, que avisaron con un cabezazo apenas desviado de Álvaro Brun. Posteriormente no pasó nada hasta la segunda mitad. El elenco de Pablo Marini tuvo más la pelota pero a un ritmo cansino, sin llegar a inquietar. El de Mauricio Larriera apostó a cerrarse para salir rápido en posición, pero no pudo contragolpear y Agustín Álvarez Martínez casi no entró en juego.

P U B L I C I D A D

Recién en el comienzo de la segunda mitad empezó a llegar un poco el equipo mirasol, con un par de corridas de Agustín Canobbio por izquierda y una llegada de Maximiliano Pereira por derecha, aunque todas mal definidas. El propio Canobbio probó a distancia con un disparo elevado. Del otro lado, Pizzichillo también buscó de afuera pero la pelota salió por arriba. A esa altura el frío de la tarde coincidía con la temperatura del cotejo.

Movió fichas Larriera con los ingresos de Ariel Nahuelpán y Máximo Alonso por Cristian Olivera y Pablo Ceppelini, pasando del 4-2-3-1 a un 4-4-2 marcado. Alonso entró por la izquierda y Canobbio pasó al carril derecho a los 64’. Un rato después Marini puso a Santiago Cartagena, Darío Pereira y Bautista Cejas por Lucas Rodríguez, Del Prete y Brun para renovar piernas de mitad de cancha hacia adelante.

A los 74’ llegó la situación más clara para Torque; José Álvarez se filtró por izquierda, superó en velocidad a Maximiliano Pereira y llegó sin demasiado ángulo a definir ante Kevin Dawson, quien achicó de gran manera. El zurdo número 16 falló al definir cruzado con el borde interno de su pie hábil en un intento que no fue tiro ni pase al medio, por lo que el balón atravesó el área chica y se perdió por la línea de fondo.

Seis minutos después, la segunda polémica de la tarde. Cejas tiró un centro desde la izquierda, la pelota pasó de largo y Pizzichillo la rozó apenas para descolocar a Dawson. En primera instancia Andrés Matonte marcó el gol, pero tras dialogar con el asistente Sebastián Schroeder entendió que hubo offside del autor del tanto. En una jugada finísima de apreciación, el juez central y el segundo juez de línea interpretaron que en el camino hubo un roce de Cóccaro que inhabilitó a Pizzichillo, pero no llegó a desviar el centro.

Con los ánimos de por sí caldeados, cayó el gol mirasol a los 87’. Canobbio inició la jugada por izquierda, Joaquín Piquerez la tiró al medio tras llegar a la línea de fondo y Nahuelpán hizo el resto. El argentino impuso su corpulencia en la zona caliente, donde guapeó y se acomodó para definir con gran tranquilidad. Torque reclamó por una falta inexistente de Piquerez sobre Álvarez en ese desborde y el que explotó en sus reclamos fue Cóccaro, quien hizo visibles muestras de “robo” frente a la cámara de televisión y vio la tarjeta roja.

Peñarol defendió con uñas y dientes hasta el último minuto un triunfo que no mereció y que salvó Dawson en tiempo adicional con una fenomenal atajada ante un remate de Allende. En el momento del remate, hubo falta de Carlos Rodríguez dentro del área aurinegra sobre el mediocampista chileno, redondeando un arbitraje escandaloso en contra del elenco de Marini.

Fuente : FutbolUy

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: