Gandini sobre la regasificadora: «Esos gastos encierran la sospecha de corrupción»

El senador nacionalista Jorge Gandini respondió a las declaraciones de Danilo Astori, quien ayer reconoció que el frustrado proyecto de la regasificadora de Gas Sayago «fue un error grande».

P U B L I C I D A D

Astori, que fue vicepresidente de la República durante el gobierno de Mujica, cuando empezó el proyecto, dijo en diálogo con Buscadores (TNU, VTV): «Hicimos una regasificadora para venderle gas a la Argentina que no tenía ningún sentido». 

El también ex ministro de Economía sostuvo que «ni siquiera pudieron parar a tiempo» el proyecto que, según consideró, «no tenía lugar en la práctica ni tenía realidad futura, porque la matriz energética estaba transformada profundamente a favor de la energía eléctrica y no del gas natural». 

P U B L I C I D A D

Consultado al respecto este miércoles, Gandini recordó el dicho «a confesión de parte, relevo de prueba». 

El legislador blanco afirmó que la regasificadora «fue un gasto a conciencia destinado al fracaso, a sabiendas de que fracasaba». 

«Ya lleva 213 millones de dólares de déficit para el Estado y no es el final de esta historia», agregó, y consideró que estos gastos «espantosos y escandalosos encierran la sospecha de corrupción». 

Para Gandini, «el Frente Amplio no supo administrar los recursos públicos y se los tomó a la ligera». 

En tanto, el senador frenteamplista Óscar Andrade, recordó que «todos los partidos votaron a favor del intento de la regasificadora cuando se discutió en la comisión multipartidaria». 

Historia. Gas Sayago es la sociedad anónima propiedad de UTE y Ancap que estuvo encargada de gestionar el proyecto de la regasificadora durante los últimos dos gobiernos del Frente Amplio (encabezados por los expresidentes José Mujica y Tabaré Vázquez respectivamente). 

La situación comenzó a complicarse en febrero de 2015, cuando se evidenciaron diferencias técnicas entre GNLS (consorcio franco-japonés que se encargaría de construir y operar la planta durante 15 años) y la brasileña OAS (que realizaba las obras de muelle y escolleras). 

P U B L I C I D A D

En setiembre de 2015 se firmó la rescisión del contrato entre Gas Sayago y GNLS, con lo que las tareas de construcción se detuvieron definitivamente. 

A partir de esa recisión, el Estado uruguayo cobró una garantía de 100 millones de dólares. 

«Es una excelente noticia para el Uruguay y se sale sin perjuicio para el Estado», afirmó la entonces ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse. 

Actualmente Gas Sayago está en proceso de liquidación. 

El emprendimiento implicó hasta la fecha una pérdida de 213 millones de dólares, según informó la semana pasada la presidente de UTE, Silvia Emaldi, tras presentar los resultados de una auditoría encargada a PWC sobre el proyecto de la regasificadora. 

El ente eléctrico indicó que esta suma no será la pérdida final, ya que habrá que agregarle las condenas judiciales que podrá tener Gas Sayago, que rondan los 37 millones de dólares, más lo que costará sacar los pilotes del Río de la Plata, lo que suma unos 8 millones de dólares más. 

El Directorio de UTE elevará a la Fiscalía los detalles de la auditoría realizada por PWC. 

Fuente: RadioMonteCarlo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: