El FA pide que en el “impuesto COVID” se incluya a privados con altos salarios

El senador Óscar Andrade manifestó que es necesario atender con urgencia “la situación angustiante de decenas de miles de familias”.

La bancada de senadores del Frente Amplio (FA) resolvió votar a favor del articulado en general del nuevo impuesto transitorio propuesto por el oficialismo con el fin de incrementar el Fondo Solidario COVID-19 creado el 8 de abril de 2020, pero propondrá modificaciones.

Por este impuesto se retendrá parte de los ingresos de aquellos funcionarios públicos y jubilados que ganen más de 120.000 pesos mensuales.

No obstante, el FA propondrá en el debate de la Cámara de Senadores que se incluya también a los funcionarios privados que ganen ese monto. Además, solicitará incluir un impuesto al patrimonio y, paralelamente, pedirá que se trate rápidamente el proyecto de ley redactado por Danilo Astori para gravar el capital uruguayo depositado en el exterior.

En rueda de prensa, Andrade dijo que el FA propondrá «una alternativa al articulado» del proyecto de ley del oficialismo. «Vamos a plantear que tiene que ser equitativo entre público y privado; vamos a agregar un articulado que coloca una variante de impuesto al patrimonio de las personas físicas y jurídicas (para las que hayan tenido rentabilidad positiva); y lo otro que vamos a intentar es que se considere como grave y urgente la alícuota del 2 % al patrimonio de los uruguayos o residentes en Uruguay que tengan patrimonio en el exterior, que está estimado en 8.000 millones de dólares», relató Andrade.

«Lo que debería venir de manera urgente es cómo se atiende en términos económicos la situación angustiante de decenas de miles de familias que están sin trabajo por razones de desempleo -que cada vez viene afectando a más y más uruguayos- o que están sin trabajo por razones sanitarias. Hay muchas actividades económicas hoy, los gimnasios, las escuelas de danza, las circunstancias del transporte escolar, quienes estaban trabajando en la frontera, que están atravesando una situación dramática con mucha menos espalda que la que tenían hace un año atrás», expresó.

«Y además que la urgencia hoy también pasa por pensar cómo contribuimos a detener la curva de contagios, y eso implica cómo generamos recursos para atender otras actividades que puedan ser no esenciales en la mirada general, pero cuando una familia vive de lo que hace, esa actividad para esa familia es esencial. Y lo que queremos discutir con mucha claridad es que no pueden ser dos tiempos distintos, un tiempo el de la detención de la actividad y otro tiempo ver cómo te arreglás para no caer en la miseria o en el hambre», añadió.

Andrade, además, consideró que «lo segundo esencial es que el divorcio entre las medidas sanitarias que se están tomando y las medidas sanitarias que recomienda el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), o que recomienda la actividad médica, requiere un tratamiento de mayor profundidad».

«No queremos dar esta discusión aislada de una situación dramática. En lo últimos dos días murieron más de 130 uruguayos por COVID, estamos en una situación de muchísima tensión sobre el sistema de salud, y eso no se resuelve con la discusión de un impuesto», expresó el senador.

«De todas formas, a la hora de la discusión del impuesto nosotros ya presentamos la semana pasada y vamos a pedir que se trate hoy que los uruguayos que tienen 8.000 millones de dólares en el exterior tienen que aportar en estas circunstancias. Es un proyecto que en su momento armó el compañero Danilo Astori que permitiría recaudar mucho más que lo que está en discusión del fondo coronavirus, y para el fondo coronavirus no entendemos bien por qué el gerente de Antel tiene que participar del aporte especial este y no el gerente de la multinacional de comunicaciones», añadió Andrade.

Fuente: Montevideo Portal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: