Acusan de racista a Álvaro Navia en Argentina por un personaje de «Polémica en el bar»

El actor uruguayo interpretó a Louis Armstrong y cayó muy mal en algunos sectores.

El actor Álvaro Navia aportó como siempre su cuota de humor al ciclo argentino Polémica en el bar, pero esta vez el personaje no fue del todo bien recibido por el público. Su segmento incluso llegó a ser tildado de «racista».

Navia se maquilló como afrodescenciente para ponerse en la piel de Louis Amstrong e interpretar una emotiva versión de What a wonderful world que pensaba en cómo sería el mundo postpandemia. Lo que ocurrió luego fue que hubo sectores que lejos de celebrar el contenido de la canción decidieron reparar en el make up del actor, que fue acusado de «racista». 

Para ponerse en la piel del músico, Navia se produjo bajo la técnica de blackface, que consiste en pintar la piel para que una persona de raza blanca parezca negra. Este recurso causa polémica alrededor del mundo ya que en muchos países es considerado una costumbre racista que surgió para mofarse de la raza negra y promueve estereotipos errados.

Muchos personalidades entendieron que el sketch protagonizado por el uruguayo iba en esa línea y condenaron su interpretación.  El periodista Franco Torchia, la Asociación Diáspora Africana en la Argentina y numerosas personas en las redes sociales fueron algunos de los que se expresaron contra el segmento.

«La técnica conocida como ‘black face’ (o pintarse la cara de negro) es uno de los procedimientos racistas más feroces; un recurso ya abandonado en la mayoría de las escuelas y los medios. Sin embargo, en cierta TV argentina, aún es posible. Y con seguridad, sin consecuencias», manifestó Torchia en Twitter.

También la ONG Asociación Diáspora Africana en la Argentina (DIAFAR) repudió el sketch. A través de su cuenta de Facebook difundió un texto titulado «Racismo en el bar» en el que se analiza el recurso de blackface empleado por Navia: «Esta práctica tiene sus orígenes en el siglo XIX, cuando en representaciones teatrales, algunos actores se pintaban la cara de negro para representar a individuos de origen africano, normalmente exagerando sus rasgos o su forma de hablar. Uno de los motivos era la propia segregación: los negros no podían ser actores. Esto servía para entretener a los blancos con espectáculos basados en estereotipos negativos sobre los negros y en burlas sobre sus expresiones, acentos y apariencia».

«El blackface es una práctica elitista, racista, estigmatizante y humillante para con la comunidad afrodescendiente y africana. Pero por sobre todo contraria a los valores de una sociedad que se pretenda democrática, inclusiva y respetuosa de los derechos humanos», agrega el comunicado. 

La modelo Jennifer Parker fue otra de las que se expresó. En sus redes compartió el video de Navia y acotó: «Me tienen cansada. Racistas de mierda». La activista indicó que «es ofensivo y molesto ver que siguen burlándose de nuestra cultura, nuestro color de piel y nuestras identidades», y llamó a hacer una denuncia en el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: