Un Solo Uruguay propone «eliminación del perro suelto»

Se debe, primero, «identificar» al animal y después «eliminarlo», dijo Guillermo Franchi.

Entre el jueves y el sábado, un productor rural perdió alrededor de 35 ovejas debido a ataques de perros y ahogamiento.

Sin embargo, no se trata de un hecho aislado. «Lamentablemente, es otro productor más; lo poco particular (de este caso) es que lo recibimos a diario en cualquier parte del país», informó al medio Montevideo Portal Guillermo Franchi, de Un Solo Uruguay (USU).

A entender de Franchi, hay una diferencia cuando se trata del canino en un ámbito rural en comparación con uno urbano, ya que genera «un impacto económico y productivo muy grande» para el productor. Pero a esto se le suma, continuó, el «impacto emocional» del agropecuario.

«A alguien que tiene 100 ovejas, los perros le matan 30, te saca las ganas hasta de respirar; lo primero que pensas es ‘mañana lo que está vivo lo vendo a lo que me den y dejo de producir ovejas’ porque es lo más lamentable que te puede pasar, que te diezmen la producción y la posible ganancia de un año se te vaya en un rato por perros que andan sueltos», expresó.

Por otro lado, insistió en que un problema mayor es que «ni siquiera se sabe cuántos perros hay» en el país.

Ante ello, medidas como la castración o el chipeado del animal no son suficientes, o al menos no en el corto plazo, argumentó. «Hay que apuntar a la eliminación del perro suelto. Después, que el perro suelto sea capturado y llevado a un albergue. Después que cada municipio se decida qué hacer con esos perros. Nosotros creemos que van a haber decenas de miles de perros en cada albergue o perrera de cada municipio; por tanto, la gente de cada municipio —en un plebiscito no obligatorio— decidirá si los mantiene vivos a base de tributos o si sacrifica. Porque estamos hablando que en cada población hay miles de perros sueltos, estamos hablando que hay prácticamente la misma población de perros que de personas en Uruguay, un poco menor», sostuvo el integrante de USU.

Mientras tanto, subrayó su punto de vista al ejemplificar su visión. «Ponele que encuentro un perro en mi campo mordiendo las ovejas, o logro dar con él. Lo mato. Sé que es de fulano de tal, voy y hago la denuncia y el tipo viene y dice ‘ese perro no es mío., se terminó la discusión; ahora, si está identificado con un chip subcutáneo, el chip sigue activo, entonces puedo decir ‘este perro me mató 30 ovejas’, se lee el chip y dice ‘este perro es de fulano de tal’. Bueno, fulano de tal tendrá que hacerse responsable del daño económico. Por eso es fundamental la identificación de todos los perros», aseguró.

De esta manera, el representante del movimiento explicó la solución que la agrupación sugiere para esta problemática: lidiar con la población de perros que hay en el país. «Identificar, primero que nada, y separarlos según si es (un can) rural o urbano; y después la eliminación del perro suelto, involucrando nuevamente al Gobierno central y las intendencias y municipios, que son los conocedores de la zona para poder darles captura».

Fuente: Montevideo Portal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: