Principales medidas para prevenir mordeduras por ofidios.

MEDIDAS PREVENTIVAS DEL ACCIDENTE OFÍDICO
• Evitar atravesar áreas riesgosas o poco conocidas (bañados, esteros, chircales, serranías,
pedregales, áreas de cultivos como arrozales, cañaverales) que corresponden al hábitat
natural de estos animales.
• Evitar introducir la mano en cuevas, nidos de aves, bajo piedras y huecos de árboles.
• No dormir en el suelo en zonas de riesgo, ya que las serpientes podrían acercarse guiadas
por el calor corporal.
• Utilizar en estas zonas, elementos de protección: botas altas que cubran tobillo y pierna.
• Si observa una serpiente, no acercarse, abstenerse de hacer movimientos bruscos. No
agarrarla, aunque parezca muerta.
• En caso de haber matado al animal agresor, llevarlo con el accidentado al centro asistencial
para su reconocimiento (por personal idóneo)
• Mantener el espacio peri domiciliario con el pasto corto, libre de malezas y de leña apilada
para evitar su refugio y poder verlos a distancia.
• Evitar acumulación de residuos en el peri domicilio que puedan atraer roedores (alimento
principal de los ofidios).
PRIMERAS MEDIDAS EN EL LUGAR DEL ACCIDENTE
• Retirar calzado o prendas u otros objetos (pulseras, anillos) que compriman la zona.
• Tranquilizar al paciente, diciéndole que existe Suero Antiofídico en la región y que en
nuestro país las distancias permiten aplicarlo a tiempo.
• De ser posible, lavado de la zona con agua y jabón.
• Mantener la zona de la mordedura en posición de descanso.
• No dar nada a beber, excepto agua (si lo requiere el accidentado) ni administrar
tratamiento a excepción de lo indicado por el médico.
• Traslado inmediato al centro asistencial más próximo.
NO REALIZAR
• Aplicaciones sobre la herida (queroseno, barro, alcohol, etc.), porque el uso de estas
sustancias sobre una herida abierta, favorece la infección.

• Incisión, succión o cauterización en el punto de inoculación, porque pueden ocasionar
complicaciones y agravar la situación clínica.
• Torniquetes o ligaduras del miembro afectado porque no evita la acción del veneno y
agrava los efectos locales.
• Colocar hielo local.
• Inyección local de Suero Antiofídico (SAO), debido a que no tendrá efecto terapéutico.
MEDIDAS HOSPITALARIAS
• El tratamiento se realiza en el hospital, exclusivamente bajo responsabilidad del médico
tratante y asesorado por el médico del CIAT (Centro de Información y Asesoramiento
Toxicológico).
• El Suero Antiofídico (SAO) se indica una vez diagnosticada la mordedura como de las
especies Rhinocerophis alternatus (“crucera”) o Bothropoides pubescens (“yara”),
basándose en las características clínicas de la mordedura y la medición del Tiempo de
Coagulación.
• El SAO actúa neutralizando el veneno circulante y su administración debe ser lo más
precoz posible.
• Este suero está disponible en todo el país, en centros asistenciales de la Administración de
Servicios de Salud del Estado (en San José, en el Hospital Departamental).
• Se dispensa a todos los pacientes usuarios tanto de atención mutual como pública.
• Se administra en dosis única y exclusivamente por vía intravenosa.
Ante cualquier consulta comunicarse con:
URGENCIAS: CIAT (Hospital del Clínicas- Facultad de Medicina). Teléfono: 1722
MÁS INFORMACIÓN: Serpentario-Bioterio de Animales Ponzoñosos (Facultad de
Medicina-Facultad de Ciencias, UdelaR). Página web: http://www.serpentario.edu.uy

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: