Policía de operativo en Iporá fue imputado por abuso de autoridad y lesiones personales

Se dispuso arresto domiciliario durante 60 días como medida cautelar, mientras continúa la investigación.
Este jueves se viralizó un video en donde un policía le pegó una patada a una persona que estaba detenida por generar disturbios en el Balneario Iporá y posteriormente agredir a un policía.
Los policías, según dijeron, concurrieron al camping del balneario mencionado por un llamado en el que denunciaron un “problema familiar”.Una vez en el lugar, un policía que estaba en el lugar descansando indica a los efectivos quiénes serían las personas que estaban promoviendo el desorden, por lo que pueden constatar que un hombre se encontraba armado con un machete y un arma de fuego y aparentemente habría agredido a su pareja”, informaron desde el Ministerio del Interior.

Al intentar detener a dos hombres, estos se desacatan e hicieron caso omiso a la orden policial de desistir con esa actitud. La información brindada indica que dos efectivos redujeron a uno de los involucrados y otro par de policías con el individuo restante, este último se encontraba “sumamente agresivo” y agredió en varias oportunidades a los policías, “recibiendo uno de ellos una patada que lo hace perder el equilibrio; al encontrarse en el piso, lo agrede con golpes de puño”.

Una vez reducidos se les practicó espirometría a ambos, resultando positivo. No obstante, uno de los detenidos denunció en la seccional que uno de los efectivos lo había golpeado en la cara (lo que se ve en el video).

Tras esta agresión, el efectivo fue detenido y fue conducido ante la Justicia. A su vez, la cartera encargada de la seguridad dispuso un sumario para el agente, que estaba a la espera de resolución judicial.

Sobre el final de este jueves el hombre fue conducido ante el Juzgado Letrado de Tacuarembó y culminadas las instancias se dispuso la formalización de la investigación y fue imputado por un delito de abuso de autoridad contra los detenidos en concurrencia formal con un delito de lesiones personales agravado.

Como medida cautelar mientras continúa la investigación a la espera del juicio oral, se dispuso el arresto domiciliario por un plazo de 60 días.

Fuente: Montevideo Portal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: