Domenech citará a autoridades de la educación por textos escolares sobre la dictadura

“No solo se viola la laicidad, sino lo que es peor: se miente” y “no hay una sola referencia al atraco cometido en Pando”, dijo el senador.

El senador Guillermo Domenech anunció en el espacio contratado de Cabildo Abierto en radio Universal que llamará al Parlamento a autoridades de la enseñanza para consultarlas si validan textos escolares en lo que se aborda “el concepto de crimen de lesa humanidad”, ya que considera que la redacción viola la laicidad.

“En estos días nos ha llegado, vía mensaje de WhatsApp, una publicación autorizada por la ANEP [Administración Nacional de Educación Pública] que al parecer está rotulada como edición actualizada 2021”, dijo Domenech este viernes en la audición radial, y agregó: “Se trata de un libro para alumnos de sexto año de escuela. Grande ha sido nuestra sorpresa cuando observamos que en ese material supuestamente didáctico se introducen temas de carácter político, lo cual ya a nuestro juicio es una clara violación de la laicidad, y se ponen como problemas a debatir: ‘¿por qué el secuestro de niños durante la dictadura uruguaya es un crimen de lesa humanidad?, repasa el concepto de crimen de lesa humanidad; ¿piensa que Simón al conocer la verdad debería haber venido a Uruguay con su madre?’”

“Simón Riquelo al parecer prefirió quedarse con la familia que lo crió, que fueron calificados en su momento de apropiadores, pero al parecer el niño prefirió quedarse con esa familia y no con la familia de sangre, y razones tendrá para ello”, comentó el senador, quien luego retomó la lectura de otras preguntas que figuran en la citada supuesta publicación de ANEP: “¿o crees que debió quedarse en Buenos Aires?, fundamenta; ¿crees que el policía que crió a Simón cometió un delito de lesa humanidad?, fundamenta”.

Tras la lectura de las preguntas, Domenech planteó que “este tipo de material supuestamente didáctico es una clara violación de la laicidad, donde el proceso educativo debe realizarse al margen de cualquier consideración política”.

“No solo se viola la laicidad, sino lo que es peor: se miente. Se miente cuando se ponen solo una parte de los insucesos que afligieron a la sociedad nacional y se oculta deliberadamente los inicios de la violencia política en nuestro querido país en la década del 60. En este material no hay una sola referencia al atraco cometido en Pando al que se quiere vestir de un acontecimiento heroico, en el cual falleció un particular totalmente ajeno a los hechos, un ciudadano de la república que iba a inscribir a su hijo, el señor [Carlos] Burgueño. No hay una sola referencia al asesinato cruel, despiadado, incalificable desde todo punto de vista del trabajador rural Pascasio Báez, que tuvimos el honor de asistir a la colocación de una estela recordatoria de su deleznable asesinato en la década del 70”.

“No hay una sola referencia en este libro a la decena de civiles y policías y soldados asesinados vilmente en una carrera de violencia política desatada en un país en el que se convivía pacíficamente, con instituciones democráticas resultado de elecciones absolutamente libres, que al impulso de un movimiento terrorista mundial y de la famosa conferencia de la OLAS [la Organización Latinoamericana de Solidaridad, creada en 1967 en Cuba], que tanta sangre demarró, ocasionó en nuestro continente, nuestro país también se vio afectado por la locura violentista de grupos políticos iluminados que luego llegarían al poder por la vía democrática, demostrando lo absolutamente innecesario de acudir al robo, al secuestro, a la rapiña, al hurto, al asesinato, a la privación ilegítima de la libertad”, planteó Domenech, quien preguntó por qué “en este material didáctico no se hace ninguna referencia a ello, a los solos efectos de mantener una cierta ecuanimidad y un irrenunciable a la verdad histórica de quienes provocaron en el Uruguay un brote de violencia que nos envolvió dramáticamente”.

Para el presidente de Cabildo Abierto, que tiene 71 años, “estos no son temas para tratar con niños”. “En mi época de escolar la historia reciente se omitía a efectos de que la decantación de las pasiones permitiera una mirada más objetiva de los hechos, pero si vamos a incurrir en temas de esta naturaleza, que yo considero netamente políticos y por tanto ajenos a la formación de nuestros niños, digamos la verdad histórica”, planteó.

Fuente: Montevideo Portal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: