Ancap detectó intento de sabotaje a sistema que provee combustible a vehículos oficiales

El software proporciona también información relacionada a la ubicación y los rendimientos de esos medios de transporte.

Ancap informó este miércoles que detectó “líneas de código anómalas en el software que gestiona el expendio de combustible a vehículos oficiales” y que proporciona “la información relacionada a la ubicación y los rendimientos” de esos medios de transporte.

“La amenaza detectada detiene, en una fecha futura, el normal funcionamiento de ambulancias, patrulleros y otros vehículos destinados a servicios críticos. Ancap y Ducsa dispusieron un plan de contingencia para asegurar la normalidad del abastecimiento a los vehículos y la mínima distorsión posible en los sistemas de gestión satelital”, informó la empresa estatal en un comunicado.

Además, se señaló que junto a demás empresas contratadas “se trabaja en la revisión de todos los aspectos de seguridad y operación para determinar eventuales problemas mientras se realiza la transición hacia la implementación de un nuevo sistema de control vehicular y gestión de flota” que se estima comenzará a funcionar a partir de agosto.

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, dijo posteriormente en rueda de prensa que unos 18.000 vehículos (16.000 del Estado y 2.000 de flotas particulares) podrían haberse visto afectados. «Detectamos códigos de fuente maliciosos en el cual deliberadamente, a una fecha a futuro prefijada, el sistema va a empezar a generar demoras en el despacho de combustibles en los autos que llegan a las estaciones de servicio Ancap y va a falsear el posicionamiento satelital de los vehículos. Eso, multiplicado por la cantidad de transacciones realizadas en un día, rápidamente lleva al colapso del sistema», explicó el jerarca en rueda de prensa consignada por Telemundo.

Sobre el «plan de contingencia», señaló que se prevé aislar cada una de las estaciones de servicio del país para «autorizar en cada una las transacciones de venta de combustible». No obstante, esta opción puede llevar a problemas en la georreferenciación de los vehículos estatales.

«No sabemos el origen, es demasiado prematuro; vamos a hacer las denuncias y las investigaciones correspondientes», sostuvo Stipanicic.

Fuente: Montevideo Portal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: