Alcalde de Piedras Coloradas: “La gente pasó muy mal, pero agradezco el esfuerzo que puso”

Junto a sus vecinos Jhonn Cáceres enfrentó desde el día uno el incendio que quemó más de 22 mil hectáreas en Río Negro y Paysandú.

El incendio de los últimos días que afectó casi 22.000 hectáreas en los departamentos de Río Negro y Paysandú, además de daños materiales y muchas personas que trabajaron sin cesar, también dejó algunas postales que se viralizaron por redes sociales.

Una de esas imágenes fue la del alcalde de Piedras Coloradas (Paysandú), Jhonn Cáceres, en una foto en la que se lo ve sentado sobre el tronco de un árbol, de mameluco rojo, cansado y con la mirada hacia el suelo luego de haber estado en la primera línea para combatir el fuego que estuvo muy cerca de la localidad.

“Ya en ese momento estaba con bastante cansancio encima. Estuve desde el primer día, desde el miércoles hasta hoy he dormido seis horas a lo sumo”, dijo Cáceres.

Agregó que “ahora la situación está controlada, aunque el viento y el calor que hay está reavivando un poco algunas brasas”.

Detalló que Bomberos y las empresas forestales están trabajando en los “pequeños focos que hay que muchas veces son brasas o alguno que se ha vuelto a reavivar con el viento”.

“Recién aterrizamos de un sobrevuelo y vimos que único foco grande que hay es al sur de Orgoroso. No es muy grande y está sobre una zona mayormente quemada, por lo que no va a volver sobre el pueblo”, explicó Cáceres.

El alcalde relató que en estos últimos días “algunas personas se autoevacuaron”, pero no fue “el masivo de la gente”.

“Fueron algunos particulares que tenían familiares en la ciudad o en algún otro pueblo lejos de los focos. No fue que se llevaron sus pertenencias, sino que se fueron por el humo. La gente ya está con una calma relativa y lo que hemos pedido es que sigan manteniendo la alerta. Cuantos más ojos tengamos sobre los lugares, más rápido vamos a poder actuar sobre una nueva propagación de los focos”, resumió el jerarca.

Cáceres comentó que “la gente estuvo muy asustada y pasó unos días muy mal”, pero “hay que agradecerle todo el esfuerzo que puso”.

“Nadie se fue del pueblo, todos se quedaron a poner el hombro, a combatirlo y a que no llegara. Nadie rehuyó del trabajo de ir a combatir el fuego para que no llegara a sus casas. No solo eso, sino que cuando comenzó el fuego la gente fue a combatir el incendio al departamento de Río Negro antes de que llegue a Paysandú”, expresó Cáceres.

Sobre el impacto económico que van a generar los daños materiales ocasionados por las miles de hectáreas quemadas, señaló que todavía no se puede cuantificar, pero “va a ser bastante grande”.

Fuente: Montevideo Portal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: